Mantenimiento Generador

Mantenimiento de un grupo electrógeno: lo que debes saber

Puede ser que tu grupo electrógeno esté funcionando a las mil maravillas, pero eso no significa que no necesite de un buen mantenimiento de vez en cuando. Recuerda que si quieres que tu equipo funcione a su mayor capacidad, entonces debes tener el cuidado debido con él.

Cuando compras un grupo electrógeno te llevas a casa un sistema fiable y muy fácil de usar, que si aprender a manejarlo bien, podrás mantener su funcionamiento de forma eficiente y siempre controlada. Es casi como tener un coche, el debido mantenimiento hará la diferencia.

¿Qué tipo de mantenimiento necesita el grupo electrógeno?

La mayoría de las personas compramos un grupo electrógeno cuando queremos que los efectos de los cortes de electricidad sean menores, pero puede ocurrir que, al no darle el mantenimiento debido, el equipo no funcione del todo bien, para evitar que esto suceda es importante probarlo con regularidad y mantenerlo limpio.

Cuando realices el mantenimiento debe ser completo, incluyendo el motor y los componentes que lo rodean. Tampoco está demás tener pruebas programadas periódicamente.

En el caso del motor es muy importante realizar el cambio de aceite y filtros; en cuanto al alternador y el cuadro eléctrico es necesario hacerles un pequeño examen en sus terminales y una buena limpieza periódica. Es esencial que, si compras productos para ayudarte con la limpieza de las pequeñas piezas de tu grupo electrógeno, escojas los que son especializados según el tipo de material de cada pieza, para evitar la corrosión o desgaste.

Este mantenimiento es bueno hacerlo al menos una vez al año, siendo lo ideal cada 6 meses cuando el grupo electrógeno no se emplea de forma continua. Por otro lado, hazle un arranque cada semana, si en el último mes lo has usado periódicamente entonces hazlo al término de 30 días.

El plan perfecto de mantenimiento completo de un grupo electrógeno

Para que lo tengas un poco más claro, tenemos para ti un plan de mantenimiento completo a realizar en tu equipo para que funcione al máximo de su capacidad.

Ten en cuenta que un mantenimiento preventivo es lo más importante para tener la garantía de que tu equipo funcione en óptimas condiciones.

  1. Realiza una inspección general, así vas a visualizar cada uno de los detalles del equipo, incluyendo el sistema de lubricación, el sistema de enfriamiento y el de combustible además de la parte eléctrica donde están instaldas las baterías y el regulador de la velocidad.

  2. Debes también asegurarte de que no haya partes que visualmente estén dañadas o donde se haya acumulado mucha suciedad.

  3. Realiza esta comprobación todas las semanas para que logres controlar el aspecto de tu grupo electrógeno al msmo tiempo que compruebas la resistencia de precaldeo y le das un vistazo a los niveles de refrigerante, aceite y combustible. Asegúrate de que en los mismos no haya fugas o alguna tuerca floja o faltante.

  4. Arranca tu generador para que sepas que sigue en buen estado, comprueba mientras el motor está apagado el nivel de aceite utilizando la varilla incluida de un lado.

  5. Revisa el sistema de refrigeración procurando levantar la tapa con el motor frio o te quemarás las manos. Añade refrigerante si es necesario, deja unos centímetros por debajo del nivel para que no ocurran derrames.

Es importante que compruebes con regularidad si el motor se calienta y si las mangueras funcionan adecuadamente y sin obstrucciones, un excelente mantenimiento es siempre la mejor garantía de que tu grupo electrógeno dure muchos años y que su vida útil sea de excelente calidad hasta el último momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *